#Quería ser un robot.

9:23 1 Comments

El dispositivo puede registrar datos de su cuerpo y transmitirlos a su teléfono inteligente.
Un joven de Pittsburgh, experto en desarrollo de software que de niño soñaba con ser un robot, se insertó en su brazo un chip electrónico que puede registrar datos de su cuerpo y transmitirlos a un teléfono móvil.
Sin ayuda de médicos ni anestésicos, Tim Cannon se insertó en su brazo un Circadia 1.0, un implante de baterías que puede grabar los datos de su cuerpo y transmitirlo a su dispositivo móvil Android.
Para realizarse el auto-implante, requirió la ayuda de un experto en piercing y tatuajes, y utilizó hielo para calmar el dolor. De esta forma, Cannon asegura que está más cerca de alcanzar su sueño.
"Desde que era niño, he estado diciendo que quiero ser un robot", señala en diálogo con The Verge el joven que trabaja como desarrollador de software de Grindhouse Wetware, empresa dedicada a tecnología. "Ahora ya no me parece imposible", subraya.


Expertos en software explican que el Circadia no es un chip particularmente de avanzada. Su función es tomar la temperatura corporal, grabarla y transmitirla mediante una conexión Bluetooth.
Cannon procura ir más allá e intentar, según explica, "una mayor integración de la electrónica y la biología".
Cannon no es la primera persona en Estados Unidos con un dispositivo tecnológico en su cuerpo. Por ejemplo, el ex vicepresidente Dick Cheney tiene un corazón artificial que funciona con una batería.
Algunos creen que el tema del implante de aparatos tecnológicos es parte de la evolución y del futuro. "Creo que es una tendencia, y hacia adonde vamos", señala el escritor de ciencia ficción James Rollins.
"Hay todo un movimiento 'tras-humano', que fusiona la biología y la máquina". Cannon espera en el futuro poder hacer algunas mejoras en el dispositivo.
"Pienso que nuestro medio ambiente debe escuchar con mayor precisión y de forma más intuitiva lo que está pasando en nuestro cuerpo", indica.
"Por ejemplo, si tuve un día estresante, el Circadia podrá comunicarse con mi casa y preparar un ambiente relajado para cuando llegue a mi casa", desliza en clave de ciencia ficción, pero ilustrando la vida cotidiana que está por venir.

Fuente: www.elpais.com.uy 

Curiosland S.A

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.

1 comentario: